Entre los siglos IX y XVII Galicia exportaba vinos gracias a la calidad del vino de Ribadavia y Ourense (Ribeiro) a otras ciudades de Europa europeos.

27.11.2020

 En el siglo XVII, por la prohibición de la exportación de vinos del Ribeiro a Gran Bretaña, toda la región sufrió una economía deprimida y muchos viñedos se abandonaron por la despoblación al emigrar los trabajadores. Los trabajadores gallegos del Ribeiro fueron en parte los que contribuyeron con su labor a desarrollar los viñedos en bancales de la región del vino de Oporto del Duero. Después de las plagas de vid, Mildiu y Oidium en el siglo XIX, Galicia se recuperó y abanderó la exportación de vino a América, donde el Ribeiro acaparó gran fama. Después de la Guerra Civil la región acusó años de carestía y abandono de viñedo, produciéndose la salida de miles de gallegos a la emigración con destino a Europa y América. Cuando España entró a formar parte de la Unión Europea en 1985, comenzaron a llegar fondos a Galicia que ayudaron al resurgimiento de la industria vitivinícola.