Quijotes de terruño y vinos de autor por Fernando Buitrón

10.12.2021

La comarca del Campo de Montiel, es una de las fuertemente azotadas por el fenómeno de la despoblación, lo que se ha llamado la España vaciada. Los más jóvenes han ido abandonando sus pueblos en busca de oportunidades laborales y aunque cuenta con uno de los pueblos más bonitos del país, Villanueva de los Infantes, y otros muchos atractivos, como naturaleza o gastronomía, no han sido por ahora suficientes recursos para frenar el progresivo éxodo de sus habitantes. Marcharse puede parecer la opción más razonable, a no ser que creas firmemente en las posibilidades de esta tierra y te marques como objetivo, lograr grandes gestas, como cuentan que hizo un hidalgo caballero o como hoy están haciendo David y Evelyn.



Apasionados del vino, esta pareja tiene, entre otros negocios, una vinoteca en Villanueva de los Infantes, que lleva el nombre de su propia marca de vinos, David Auñon. No siendo esto suficiente, este año se han embarcado en dos proyectos más, una guía de vinos, Author Wines, y un concurso, Premios Terruño, ambos de carácter nacional. He tenido la oportunidad de participar en ambos como catador y creo que ambos son merecedores de elogio, aun siendo consciente de que le queda mucho camino por delante hasta su consolidación, el entusiasmo que le pone David, junto al apoyo de Evelyn harán que ambos proyectos brillen, o al menos ese es mi profundo deseo.

La guia Author Wines busca diferenciarse reflejando vinos y bodegas con historia, con un alma que los haga diferentes y exclusivos. El panel de cata lo formamos un mix de profesionales y aficionados, con el objetivo de darle un carácter más próximo y representativo de los gustos del consumidor. En cada sesión no se catan más de 10 vinos, para asegurarnos que todos se valoran en condiciones óptimas de percepción, y además todos los vinos son analizados en cata ciega. Finalmente en la guia solo se incluyen aquellos que hayan superado los 85 puntos.



En Premios Terruño se valoraron este año sobre las 250 muestras, por un numeroso jurado presidido por Guillermo Cruz, mejor sumiller de España 2014. Tanto la calidad y variedad de muestras, como sus diferentes orígenes, y el perfil tan completo del comité de cata, reflejaron el intenso trabajo desarrollado por David y Evelyn, consiguiendo que Villanueva de los Infantes se convirtiera en un epicentro de gran interés enológico durante el fin de semana.

Francisco de Quevedo, sepultado aquí, dijo que el valiente tiene miedo del contrario, el cobarde, de su propio temor. Creo que David y Evelyn están siendo unos valientes, que sin dejar de pisar el suelo, ni perder la cabeza, se han enfrentado a su mayor temor, no intentarlo. A estas quijotescas locuras me gusta sumarme y me siento privilegiado cuando me invitan a participar, porque me gusta estar junto a soñadores que transforman su entorno a base de trabajo e ilusión, porque tienen ideas gigantes en tierra de molinos.