El fin primordial de este concurso es recompensar el trabajo de las bodegas y elaboradores de vino de España, galardonando la calidad de los vinos obtenidos en cada campaña. Se pretende con ello incentivar el interés de los productores y envasadores en la mejora de sus productos y, consecuentemente, estimular la demanda de los vinos premiados.