Galicia

Vino de Galicia, elaborado en la comunidad autónoma de Galicia en el extremo noroeste de España. Incluye el vino que se elabora en las provincias de Orense, Pontevedra, Lugo y La Coruña. Dentro de Galicia se distinguen cinco denominaciones de origen: Monterrei, Rías Baixas, Ribeira Sacra, Ribeiro y Valdeorras. En años recientes, la región ha visto resurgir su industria vinícola guiada por el aplauso internacional de la región del Ribeiro con sus fantásticos plurivarietales y las Rías Baixas y sus vinos albariños.

Ubicada a lo largo de la costa Atlántica, Galicia tiene un clima variado siendo en las Rías Baixas y en el Norte muy húmedo con una pluviosidad media de más de 1300 mm al año, mientras que en el Ribeiro y en las zonas vitivinícolas de la provincia de Orense son menos húmedas y más soleadas y secas. La cadena montañosa Sierra de los Ancares forma el límite con Castilla y León al este y el río Miño forma parte de la frontera con Portugal al sur. La cercanía de la región con Portugal y su aislamiento con el resto de España marcó la influencia en el estilo de vinos de Galicia, siendo muchos de ellos más cercanos a los vinos portugueses que al resto de vinos españoles.


Entre los siglos IX y XVII Galicia exportaba vinos gracias a la calidad del vino de Ribadavia y Orense (Ribeiro) a otras ciudades de Europa europeos. En el siglo XVII, por la prohibición de la exportación de vinos del Ribeiro a Gran Bretaña, toda la región sufrió una economía deprimida y muchos viñedos se abandonaron por la despoblación al emigrar los trabajadores. Los trabajadores gallegos del Ribeiro fueron en parte los que contribuyeron con su labor a desarrollar los viñedos en bancales de la región del vino de Oporto del Duero. Después de las plagas de vid, Mildiu y Oidium en el siglo XIX, Galicia se recuperó y abanderó la exportación de vino a América, donde el Ribeiro acaparó gran fama. Después de la Guerra Civil la región acusó años de carestía y abandono de viñedos, produciéndose la salida de miles de gallegos a la emigración con destino a Europa y América. Cuando España entró a formar parte de la Unión Europea en 1985, comenzaron a llegar fondos a Galicia que ayudaron al resurgimiento de la industria vitivinícola.

La región de Galicia ha demostrado un gran éxito en la vendimia de uvas y regularmente produce algunas de las mayores cosechas en Europa con una media de 100 hectolitros por hectárea. La mayoría de los viñedos de la región se encuentran en la parte sur, en las provincias de Orense y Pontevedra, aunque hay algunas significativas plantaciones en Lugo, al este. Las regiones más cercanas al río Miño a menudo producen vinos de mezcla de Albariño, Loureira y Caíño blanco. Más hacia el interior, en el Ribeiro los vinos blancos son una mezcla de torrontés, Albariño, Lado, Loureira y Treixadura. También hay vinos blancos dominados por la uva Godello. Los ligeros vinos tintos están producidos principalmente con uva Mencía.